Hace 15 años


¿Os acordáis del pueblo en el que vivisteis vuestra infancia? Ese pueblo en el que crecisteis, donde todos erais conocidos, donde cada uno tenia su apodo. Supongo que si, que haciendo un poco de memoria recordareis como era hace 15 años, como estaba organizado, que edificios y casas había, y que calles existían. Hoy echando un vistazo a la panorámica de la ría de donde vivo, me doy cuenta que aquí ya ha llegado el “progreso”, lo entrecomillo, porque según como se mire fue beneficioso o perjudicial, mi opinión mas bien es la que todo esto de mejorar el pueblo lo está empeorando.

Yo vivo en Baiona, no se si lo conoceréis, es un pueblo costero de unos 12.000 habitantes, de la costa gallega, el cual convive entre su costa rocosa y llena de playas y la sierra de la Groba. Pues bien los cambios que yo veo son para mal, quizás para bien, para la gente adinerada, pero para los que no tenemos dinero para mal, y para la ecología un desastre natural.

Antes mirabas el mar y era azul, no digo que fuese como el caribe cristalino, pero si podías ver lo que pisabas, mirar desde el paseo o desde el puerto pasar miles de peces. Ahora ves un agua verde cubierta por una capa aceitosa, esto viene a ser fruto ya no solo de los vertidos incontrolados si no de las embarcaciones que cubren toda la bahía de Baiona. Mientras hace 15 años se podían ver grupitos de gamelas y chalupitas, apostadas a lo largo de la ría, en estos momentos te encuentras puertos deportivos, todos llenos de yates y embarcaciones a motor, que continuamente ensucian el mar con sus combustibles. Antes pescar era un hobbie sano de entre tantos, hoy día a parte de tener que pagar por hacerlo, te arriesgas a comerte una sardina de 3 cabezas o un mujel radiactivo, ya no digo chocos o calamares porque prácticamente ya no existen en nuestras aguas.

En tierra la cosa no esta mejor. Las orillas todas están siendo sustituidas por paseos interminables, llenos de cagadas de perro y de gaviota.
Ya en tierra firme 15 años atrás veíamos un núcleo de unos cuantos edificios pegado al centro histórico de la villa, el resto eran campos, donde los niños jugábamos, al fútbol, al escondite, a Robin Hood etc… Esos campos o praderas iban directamente hasta el monte, por ellos cruzaban algunos riachuelos, pastaban caballos, vacas, asnos y ovejas. Ahora en el siglo de la globalización, en la era de las maquinas todo eso ya no existe en mi pueblo, en vez de los campos hay casas, edificios, calles, parques descuidados, y de naturaleza como mucho algún perro cagando el suelo. Los riachuelos han desaparecido, ahora con suerte vemos alguna inundación cuando llueve mucho en las zonas por donde discurrían estos torrentes.

Para mas inri esto no fue suficiente y la civilización se interna en los bosques, las primeras colinas de la sierra ya no tienen árboles, ahora tienen farolas, farolas que alumbran las cientos de urbanizaciones que están creciendo en ellas. Allí los pájaros ya escaparon, ahora como mucho queda algún perro coneiro dejando su huella en esas farolas. Pero el apetito es voraz, ahora toda la sierra esta siendo amenazada, ya hay planes de campos de golf, de parques eolicos, con docenas de molinos, cadenas hoteleras buscando las mejores vistas, chalets, piscinas, casinos y todo tipo de vertederos, parece que lo estamos perdiendo, el progreso se nos escapa de las manos.

Ya hace unos años sufrimos una de las peores ideas, la de dividir el pueblo en dos con una autopista que nos acerca un poquito mas al otro “mundo”. Ahora suenan circunvalaciones, carreteras secundarias y todo tipo de caminos hacia la destrucción. Todo esto porque hace 15 años el parque automovilístico era de unos 100 coches en Baiona, ahora deben ser 15.000, más incluso que el número de personas que hay en el pueblo. Socialmente tampoco es que mejoremos mucho, si bien el nivel de vida no es malo, como decía antes, todos nos conocíamos, todos teníamos nuestros apodos, todo era mas familiar, la gente se saludaba, éramos como un poquito mas solidarios. Ahora paseo por la calle y no conozco a la gente, muchos son madrileños u ourensanos afincados, por el contrario los Baioneses tienden a irse a otras ciudades, en busca de un sueldo mas digno. Todo esto provoca que el ambiente por la calle no sea el mismo, ahora parece que vas paseando por la castellana, entre cientos de personas a las que no habías visto nunca, cada día nuevas caras. La gente es mucho más distante, concentrada en su mundo laboral y en su mundo virtual. En fin que supongo que todos los que recordéis como era vuestro pueblo hace 15 años, notareis mucho los cambios y supongo que os invadirá una sensación de añoranza de cómo era todo aquello, eso por lo menos es lo que me pasó hoy a mi.

Anuncios

Acerca de danigc

Nacido en el 1982. Interesado en politica internacional y sobretodo en conflictos armados. Me dedico a escribir en este blog mi propia visión del mundo.
Esta entrada fue publicada en Mi pueblo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Hace 15 años

  1. Melkor dijo:

    Has creado una categoría llamada “Mi pueblo” ¡Pero será baionista el tío! xDDD

    No se si lo sabes, pero problemas con la especulación urbanística y la contaminación, los hay en todos lados, ya en Galicia, hay sitios mucho peores que Baiona, casi todos en las Rías Baixas y ahora mucho en la Mariña Lucense, que tenía parajes incomparables hasta ahora, que se ven invadidos por apartamentos a pie de playa.

    Me gusta

  2. danigc dijo:

    Por eso lo decia.. se que esto que esta pasando con Baiona esta pasando en todo el mundo en general, ya no solo en España. Hay casos flagrantes, como el de las cadenas hoteleras españolas que estan destrozando toda republica dominicana… menos mal que queda un lugar irreductible que sigue luchando contra la especulacion.. Oleiros jejeje

    Me gusta

  3. Melkor dijo:

    Pues aunque no te lo creas, el PXOM de Oleiros es uno de los más exigentes que existen, por lo menos en la provincia de La Coruña, y de momento, está bastante más alejado de la salvajada de otros sitios. Pero a pesar de ello, el caciquismo no deja de existir, pues el propio alcalde lo vulneró con la casa que se construyó hace algunos años. La comarca de La Coruña tampoco es en general, uno de los sitios más afectados por este problema.

    Si es que va a ser que al final hasta sea Oleiros más bonito que Baiona y todo 😀

    Me gusta

  4. CoiusMagnificus dijo:

    Yo de Baiona hace 15 años recuerdo que en la playa había un montón de cangrejos y bastantes peces, y recuerdo ir a pescar
    al puerto chocos. Ahora con el agua radioactiva imposible. Y en muchas playas de la costa de Cangas también ha pasado lo mismo.

    Es lo que tiene la “globalización”, la gente tiene cada vez más cerca otros lugares (para visitar y destrozar) y a la vez tiene
    más lejos a las otras personas de su alrededor.

    Me gusta

  5. Ohencito dijo:

    Aunque creo que la contaminación es importante, no me parece lo peor que le ha pasado a Baiona en estos últimos 15 años. Ni tampoco que tengamos nuevos vecinos, ni nada de eso. Lo que si me preocupa es que Baiona ha estado y está en manos de gente que de lo único que se preocupan es de llenar su bolsillo.Lo cual tiene unas consecuensias muy negativas para Baiona y los baioneses que no me apetece ponerme a escribir en estos momentos, pero puede que algun dia lo haga jejeje

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s